Aprende a Comunicar logros de tu Gestión de Gobierno

Aprende a Comunicar logros de tu Gestión de Gobierno

 

Para nadie es un secreto que vivimos en una era en la que existen posibilidades infinitas para colocar en la mente y agenda del ciudadano el quehacer de todo aquel que ha decidido dedicarse a los asuntos de la “cosa pública”. Ya no hay excusas y mucho menos pretextos como para seguir con aquella falacia de “gobierno bien pero comunico mal”.

Si existe el deseo de ser un político innovador deben existir con ello acciones que lleven a interpretar que el suyo es el universo de la gestión de la comunicación, en que el comunicador principal, es el mismo actor político. Y aunque saber hacer gestión de la comunicación gubernamental tampoco es asunto de solo deseos y voluntad, solo se requiere reconocer que en la era de la economía de la reputación es fundamental hacerse de un equipo profesional de comunicación y de un sistema planeado de acciones donde la estrategia sea la brújula que guíe el éxito en la gestión de comunicación de gobierno.

La gran mayoría de quien lee esto sabe del caso grave del Gobierno del Estado de Jalisco que en twitter publicó como broma el atropellamiento del personaje infantil mexicano “Chabelo”; o el caso del Gobernador Javier Duarte en Veracruz, quien anunció la puesta en marcha del protocolo de atención a la explosión en el complejo petroquímico “Pajaritos”, con una fotografía que fue duramente criticada por pertenecer a un contexto fuera de México; una explosión en Libia.

Para enfrentar los problemas graves de comunicación debe quedarnos claro que se tienen que usar herramientas del ecosistema actual. Ya no basta el envío de boletines, la convocatoria a ruedas de prensa o la gestión de entrevistas con reporteros y medios “amigos”. Eso ya quedó en el pasado. La complejidad comunicacional hoy día se torna más grave, requiere por tanto de una serie de acciones coordinadas que deben partir de la Estrategia General Gobierno.

El actual contexto nos está diciendo que el rol del responsable de la comunicación gubernamental es ya de carácter estratégico, de vida o muerte, de supervivencia o extinción. Quienes colaboren en el área destinada a la gestión de la comunicación deben reunir un perfil que esté a la altura de los objetivos, desafíos y pretensiones de quien encabeza y lidera el equipo de gobierno. Debe eliminarse definitivamente la visión corta y retrógrada que aún tienen muchos políticos al seguir entendiendo a la de comunicación como “un área de apoyo”.

Para dirigir los destinos de la comunicación gubernamental debe comprenderse que se necesita un equipo con conocimientos, habilidades y experiencia en estrategia política (y no sólo gubernamental o electoral). En todo momento del periodo de gestión se vivirá y caminará en medio de un campo minado, donde las crisis son recurrentes -por no decir, cosa de todos los días-. La visión debe ser de 360º, por lo que no es aconsejable que los políticos contraten a quienes apoyaron en la campaña electoral, sin haberse percatado si tienen la formación para desempeñar las funciones y enfrentar responsabilidades de esas magnitudes. Lo que ya no debe ser válido es, en el peor de los casos, contratar a los amigos.

Entender la importancia de contar con profesionales para realizar las actividades del DirCom ha sido difícil, pero la práctica nos indica que es mejor invertir en comunicación a estar de “apagafuegos”, por lo que recomiendo cinco pasos para mejorar la comunicación de gobierno.

1.- Trabaja para que la percepción de tu gestión de gobierno sea positiva.

Haz que tu trabajo importe. Nunca dejes en manos de la casualidad la opinión favorable que sobre tu trabajo se forme la gente. Toma en cuenta los nuevos medios sociales, conoce sus bondades-alcances y lánzate a “cacaraquear” lo realizado. Un líder hoy día es visto y juzgado en 360º. Comunica ya no solo a través de boletines, entrevistas y fotos de forma tradicional. ¡No esperes! Haz que las cosas sucedan, comunica no sólo con palabras, sino con acciones, actitudes y comportamientos.

2.- Decide ser tu mismo el comunicador.

Así como inviertes para tu equipo de futbol, para tu auto o para las vacaciones, hazlo en la infraestructura que te haga un buen comunicador. Aprende a escribir textos cortos, a contar historias, a manejar el cuadro de la pantalla, a expresarte correctamente. Adquiere un equipo móvil y habilítalo para trabajar en tiempo real. Capacítate y adquiere las Apps adecuadas a tu perfil de trabajo. Si tú no comunicas lo que haces, nadie lo va a hacer por ti.

3.- Establece una idea clave y los mensajes a comunicar.

Evita publicar de todo. Enfócate. La dinámica ha cambiado. Deja de publicar por publicar. La información paja es lo que primero se deshecha. Mantén informados a tus públicos y hazles saber los temas y la importancia que tienen para que te ayuden a posicionarlos. Utiliza etiquetas o palabras clave y úsalos en cada publicación.

4.- Desarrolla y atiende un Plan de Comunicación Interna

De poco sirve persuadir a los públicos externos si dentro de la administración no hay plena convicción ni conocimiento de lo que el gobierno local desea. Asegúrate de que quienes colaboran en la administración conocen la idea principal con lo que se desea trascender una vez terminado el periodo de gestión. Alinea a tu equipo para que sumen y caminen en la misma dirección.

5.- Elabora un Manual de Políticas de Comunicación

Establece con claridad los límites y alcances en materia de comunicación de quienes colaboran en la administración. Quiénes, qué, cuándo, por qué, a qué hora, en qué condiciones se debe comunicar. Los tonos, la personalidad, los modos, los canales, los medios (off line y on line), las ideas clave. Todo lo que tenga que ver con la actividad estratégica de comunicar debe quedar claro. Debe quedar preciso lo que sí y lo que no.

 

RaúlGONZÁLEZROMERO

Anuncios

El desafío de comunicar en tiempos de redes sociales

El desafío de comunicar en tiempos de redes sociales

He tenido el privilegio de trabajar durante más de 20 años, en asuntos vinculados con mi pasión, la comunicación; en una primera etapa como guionista, reportero, locutor, editor, programador, profesor; después como maestro de ceremonias, director de comunicación, asesor en comunicación política e institucional, etc. Sin embargo, nunca como ahora, la gestión eficaz de la comunicación en las organizaciones, públicas y privadas, se había convertido en un valor añadido tan importante para alcanzar los objetivos que tanto directivos como políticos se proponen.

Esa especial configuración de la comunicación se produce hoy día por el incremento de los flujos comunicacionales entre los públicos y las organizaciones. Justo en este sentido es que la mayor actividad y organización de los públicos demanda en los tiempos actuales una estrategia para su gestión, convirtiéndose así en un valor supremo de las organizaciones.

Así como en algún tiempo la palabra excelencia fue manipulada, hoy día la comunicación estratégica lo es en asuntos relacionados con el ejercicio del poder público, aunque no escapa de aspectos también empresariales. Lo cierto es que, de un lado o del otro, la comunicación estratégica demande una planificación a partir de la inherente investigación sobre las características y las necesidades de los públicos de cada organización.

Esa mayor complejidad de los procesos comunicativos exige una creciente necesidad de capacitación de los profesionales que la gestionan, que abarque los diversos ámbitos comunicativos. Así, el perfeccionamiento que hemos ido desarrollando durante todos estos años en la gestión estratégica e innovación en comunicación, ha permitido profundizar en el conocimiento y dominio de diversas tipologías y ámbitos específicos como son la comunicación de crisis e issues management, la comunicación política, las nuevas tecnologías, la planificación estratégica, la comunicación turística, participativa, etc., para dar respuesta a las nuevas exigencias profesionales, políticas, empresariales y académicas.

Con el espacio que aquí iniciamos, agradezco tanto a clientes, amigos, profesores, como a quienes pertenecen a las nuevas generaciones de profesionales y que hoy día se preparan con nuevas herramientas, conocimientos y soportes, para dar la batalla, en un entorno cada vez más improvisado.

raulgonzalezromero